Primera Escuela de Administradores de HPC de América Latina y el Caribe

Jul 26, 2022 | Noticias

EU-LAC ResInfra financiará la Primera Escuela de Administradores de HPC de América Latina y el Caribe, que será llevada a cabo por el Laboratorio Nacional de Computación de Alto Rendimiento (NLHPC).

El objetivo de esta escuela es formar a administradores de HPC con las últimas tecnologías en supercomputación en un programa de entrenamiento que durará 2 semanas, del 17 al 28 de octubre en Santiago de Chile, de manera presencial.

EU-LAC ResInfra becará los costos de los pasaje y viáticos para 3 ingenieros, y el NLHPC ofrecerá el curso sin costo alguno. Los requerimientos para acceder a esas becas son los siguientes:

  • Ser administrador HPC de algún centro de HPC en América Latina y el Caribe.
  • Poseer conocimientos altos de administración Linux.

Para postular al financiamiento completo, puede registrarse hasta el día 9 de septiembre, en el formulario de este enlace.

 

Acerca de EU-LAC ResInfra

El proyecto EU-LAC ResInfra (No. 871140), financiado por el Programa Marco Horizonte 2020 de la Comisión Europea, tiene como objetivo identificar las infraestructuras de investigación de LAC que cumplen los requisitos para la construcción de una colaboración birregional. Se basa en los resultados de priorización de la reunión de altos funcionarios de EU-LAC sobre el grupo de trabajo de infraestructuras de investigación en ciencia y tecnología y, más concretamente, toma como referencia los ejercicios de determinación desarrollados en anteriores proyectos financiados con fondos europeos. El proyecto utiliza los resultados y la información obtenidos para elaborar un plan de sostenibilidad que incluirá acciones específicas de apoyo a la colaboración birregional.

 

Acerca del NLHPC

El Laboratorio Nacional de Computación de Alto Rendimiento (NLHPC) es el centro nacional de supercomputación de Chile. Está especializado en computación de altas prestaciones y gestiona Guacolda-Leftraru, el supercomputador más potente del país y uno de los más poderosos en Sudamérica. Desde su origen en el 2011, ofrece recursos de cómputo a toda la comunidad científica nacional de forma centralizada y en igualdad de condiciones. Fomenta la colaboración de la comunidad científica del país en torno a proyectos multi, inter y transdisciplinarios, para potenciar el impacto de esta infraestructura crítica en la I+D+i, y, finalmente, en el desarrollo de Chile. Tiene también como objetivo contribuir al desarrollo nacional más allá de la ciencia, mejorando la competitividad del tejido empresarial, e impulsando la innovación en el sector público.